La gestión, la mejor solución

|

Hoy en día en la mayoría de los ciudades y pueblos el incremento de farmacias es notorio y cada vez se hace más difícil captar la atención de nuestros clientes hacia nuestra farmacia.

¿Y qué es la Gestión? Es la consecuencia de introducir sistemáticamente herramientas y procesos que nos ayuden a mejorar el rendimiento de nuestra farmacia, en todos sus ámbitos posibles.

Por lo tanto, ¿de qué estamos hablando cuando mencionamos la palabra «gestionar»?

De impulsar la planificación. Actuar por impulsos e improvisando es el primer error más frecuente. Es necesario hacer un esfuerzo en tener un Plan de Acción con Responsables, plazos y recursos. Con ello tendremos justificado el por qué y para qué eso que voy a hacer puede mejorar el funcionamiento de mi farmacia. En definitiva, hablamos de «Control».

De fomentar la participación aunque sea parcialmente al principio, pero la gestión es cosa de todos y todas.  Comunicar «qué» es lo que queremos hacer y sobre todo, «por qué» lo vamos a hacer. El «para qué» está claro…, para que nos impliquemos, para que mejoremos al atención a nuestros clientes y pacientes, y para que aumentemos día a día la eficiencia.

De potenciar el desarrollo del equipo, sus competencias y sus habilidades de tal forma que mejoremos el rendimiento general.

De mejorar la atención a nuestros clientes, reestructurando nuestros procesos de trabajo y elaborando protocolos sencillos de conocimiento general por todo el equipo. Todos sabemos lo que tenemos que hacer y la farmacia no tiene que recordar a nadie su responsabilidad.

De desarrollar acciones de marketing que difundan la imagen y la Propuesta de Valor de nuestra farmacia. Lo que nos hace diferentes de las «otras» (de nuestra competencia) y resaltar el «por qué merece la pena» ir a nuestra farmacia y no a «otra». Resaltarlo tanto a nivel interno como externo, con todas las ventajas que supone la red para promocionar nuestra farmacia.

De garantizar una sostenibilidad económica. Control de costes, vigilar el stock, eliminar «errores» que generan despilfarros… Pero también aprovechar oportunidades para incrementar las ventas.

De gestionar con evidencias. «Sembrar» nuestra farmacia de indicadores que nos aporten evidencias. Tener muy controlados los que consideramos clave para garantizar esa sostenibilidad económica de la que hablábamos antes.

De poner a nuestro cliente y paciente en el centro de todo. Entender cuáles son su necesidades, sus características, casi conocerlos por el nombre y fidelizarlos. En definitiva, que se «sientan como en casa».

Todo lo anterior incrementará el rendimiento general de nuestra farmacia y su rentabilidad, pero sobre todo el ambiente de mejora continua, que nos permitirá afrontar cualquier proyecto.

Pero eso ya es otra historia, para otro día…


¿Quieres recibir a partir de ahora estos contenidos directamente en tu email?
Suscríbete ahora y recibe sin coste en tu email una aplicación para que hagas un Análisis completo de tu farmacia.

Deja un comentario